28 sept. 2012

Adiós soltería

Cannelle hablando sola...

Mañana es el gran día.
Me muero de ganas de ver a la novia
con su vestido blanco y sus ojos destelleantes
despertando un "oooh" al unisono 
al pasar por delante de sus familiares y amigos.

Yo ya estoy nerviosa. Diria que estoy incluso 
más nerviosa que la propia novia.
Así que voy a hacer tiempo 
recordando su despedida de soltera. 
Principalmente porque no me quedan uñas. 

Sábado por la tarde. Calma
hasta que Sésame recibe un SMS. 


La hicimos salir de casa minipimer en mano
y le colocamos una peluca la mar de aparente
para poder celebrar el fin de su soltería
con la máxima discreción -o sea, pasarlo en grande
sin dejar huella.


Primera parada: ¡la bolera!
Si, chicas: esto es una fiesta años 50
Risas, cervezas, equipos,
photocall con un marco de polaroid,
camisas anudadas a la cintura,
algún sucedáneo de Amy Winehouse
y de Audrey Hepburn. 



Después, cena con juegos:
un memory en el que tenía que aparejar
las fotos de pequeñas y actuales de sus amigas
(y lo que le costó)

Entre copa y copa la sometimos a un cuestionario.
¿Conoces o no conoces a tu futurible?




  ¿Y ya está? Pues claro que no.
Viva la censura ; )


***



 Seguid la boda minuto a minuto en Twitter!



26 sept. 2012

El DIY es peligroso

Sésame: Uy, ¿y ese título?
Cannelle: Es verdad. El DIY es peligroso, sobretodo si lo usas para decorar la casa.
S: Eso me suena a que te ha pasado algo. A ver, cuenta.
C: Cómo me conoces...
S: Sí, ya sé que te va lo de las manualidades, y eso unido a tu afán por la decoración de interiores y a que eres una moderna...
C: Vaaaale, sin pasarse... Me explico.

Mi señor marido y yo vivimos en el piso que los suegros inauguraron cuando se casaron. Así, por la patilla. 
Cuando nos instalamos eso parecía más un almacén que un piso (ssssh, que aún nos van a quitar la cédula de habitabilidad). Allí había desde el vestido de novia de una de mis cuñadas hasta una colección de medicamentos caducados  vintage tan grande como para llenar dos armarios.

Poco a poco, debido a lo poco que sonaban nuestros bolsillos, hemos ido arreglando nuestro nidito de amor. Y como no, la menda aplicó la máxima "handmade es mejor".


Una de las cosas que hice es decorar el balcón con palets. 


S: Eso es muy pero que muy de moderna.
C: Lo sé. El problema es que los otros no lo saben.
S: Ese es su problema, no?
C: Es su problema hasta que la suegra te dice que una vecina le ha preguntado si tenía ocupas en casa.
S: ¡No me jodas!
C: No te jodo, no... es verídico al 100%. Pero una cosa sí que es cierta: en las fotos de los blogs, el DIY siempre queda mucho más aparente que cuando lo haces tu en casa. Decorar con palets puede quedar... un poco grimoso.
S: Tienes toda la razón. De hecho, los gitanos de mi pueblo también "decoran" sus huertos con palets.
C: Y con somieres.

Cerca DIY de un huerto ilegal en el lecho de un río

S: Vale, voy captado por qué tu vecina pensó que érais okupas.
C: Menos mal que a la señora le dio por comentarlo con mi suegra y no por llamar directamente a la policía.
S: Si ya lo dice el sr S. Donde estén los muebles del Ikea...
C: No, si ya... si el Sr C ha aprovechado el comentario de la vecina para ponerme un ultimátum: o le cambio la cara a eso que he puesto en la terraza o lo tiro.
S: Áaaaaaaaaissss, cuaaaaaanto trabajo nos queda por hacer...
C: Áaaaaaaissss, tendremos que seguir evangelizando el mundo con nuestras moderneces. Sino, seguiremos siendo unas incomprendidas, confundidas con piesnegros y sin techo, por los tiempos de los tiempos.
S: Amén.

24 sept. 2012

Los señores S&C

Señor C: Oye, esto de ser "el señor de Cannelle" no me acaba de gustar.
Cannelle: ¿Y eso? ¿Dos meses después de la boda ya te arrepientes?
Señor C: ¡No, mujer, que yo te quiero mucho! Lo que pasa es que ya no soy X, soy "el señor de". He pasado a ser un complemento... Pero si ese es el precio de la fama de mi mujer, pues tendré que aguantarme.
Cannelle: Oye Sésame, ¿qué tal lo lleva tu marido?
Sésame: El señor Sésame es estrictamente hablando mi pareja, nada de marido todavía... ;) Él a parte de los momentos de "Por favor, para ya con el ordenador que me tienes frito" y "Que sí, que ya me he enterado que vas a hacer ganchillo o a coser o a..." (con cara de aburrimiento/agobio/algo). Lo lleva bien.

Señor Sésame: ¡Y una mierda!
(Como podéis ver el señor Sésame es igual de fino que Sésame, todo lo bueno se pega)
Sésame: ¿Y eso? ¿Qué problema tu tienes mi amoool?
Señor Sésame: Si a mi me gusta la música heavy, ¿tú qué crees que pienso de que tengas monopolizada la banda sonora original de nuestra casa?. Si yo paso mil del pinta y colorea, ¿Qué crees que pienso de que llenes la casa de trastos?
Sésame: Todo son cosas necesarias...
Señor Sésame: Si... claaaaaaaaaaroooooooooo... Señor Cannelle, ¿hoy hacemos nosotros una lista de cosas que odiamos de Sésame y Cannelle? Yo es que estoy ya un poco hartito de que escriban cosas risibles de nosotros y... no podamos replicar.
Señor Cannelle: Por una vez que nos dan la oportunidad de escribir... vamos a por ella

Cannelle: ¿Sabes qué Sésame? Me estoy empezando a arrepentir de este experimento
Sésame:  Ya, es que a veces nos pierde la boca (a mi me pierde bastante a menudo)... y mira lo que pasa

Sésame y Cannelle no paran por casa
Sr C: Los cursos de El Club, las quedadas de modernas para hacer amigurumi, las inauguraciones de tiendas y locales modernos...
Sr S: Sumados a los días que se van de compras, o al cine con tal y cual...
Sr C: O a tomar el te con cupcakes o mochis...
Sr S: Este par no paran en casa.
Sr C: Claro, porque por mucho que nos digan "voy a tomar el te con Sésame", eso no es cosa de un par de horas, no... porque claro, tienen que ir a la tetería esa japonesa que han abierto en la otra punta de Barcelona o a comer cupcakes al Born.
Sr S: Qué ganas de complicarse la vida... con lo bien que se está en la terracita del bar Paco tomando unas cañas y unos pinchos. Nosotros para ver el fútbol no nos vamos tan lejos, no?
Sr C: En fin... no nos quejemos, que eso es mejor que monten fiestas en casa, de esas que implican que te decoren las paredes con banderines y  te hagan ponerte gafas y bigote para hacer fotos.

Síndrome de diógenes craft
Sr S: Estas dos, cuando vuelven a casa, llegan cargadas.
Sr C: Yo ya me he perdido. Un día me viene con material para hacer ganchillo y al otro también. ¿Pero no tenías agujas de esas ya? Nooo, hooombre, que estas son especiales para no sé que cosa.
Sr S: El problema es que un día les da por hacer osos de lana y al otro por hacer alfombras de baño.
Sr C: Y al siguiente llega el Festivalet y llegan a casa cargadas de ilustraciones, vestidos, collares, bolsos, cactus de tela y no sé que más.
Sr S: Y al cuarto día llega su cumpleaños. Y ala, más cosas para casa.
Sr C: ¿Eso va por Cannelle, verdad? Ya le digo yo que no le traiga tantas cosas modernas de los viajes a Sésame, como dice ella que se llaman,  que al final no vais a caber en casa.


Cari, lo siento, esto es hortera
Sr. S: Sésame llena la casa de cosas que a mi me parecen el colmo de la horterez
Sr. C: Ellas dicen que son preciosísimas
Sr. S: Pero si Sésame hace unos años prefería morir antes que tener unas cortinas de ganchillo, y mírala ahora... si es que nuestra casa parece el almacén de manualidades de un geriátrico.
Sr. C: Pues no te digo yo con la cantidad de cojines que ha hecho Cannelle... nuestra casa parece más un harén.
Sr. S: A veces me sabe mal decirle que tal o cual cosa es horrible. Es que lo mira con unos ojos de adoración...
Sr. C: Es que es inevitable, se lo tienes que decir, porque si no se lo dices... Vamos a acabar viviendo en una casa parecida a la de Cuéntame.

La foto de hoy ha sido elegida también por nuestros señores, que conste.


Cannelle: Vale, ya han rajado de nosotras a gusto.
Sésame: Bah, pensaba que iban a rajar más  pero... ¿Los dejamos sin cenar?
Cannelle: ¿De qué serviría? Ellos tienen sus suministros alimentarios cerca. Bajan y se cogen un kebab o un frankfurt.
Sésame: Hombres... en dos días se les va a poner barriga cervecera y ya verás quien se ríe entonces. 

21 sept. 2012

Terminamos la semana con T



Sésame et Cannelle -oseasé nosotras-
terminamos la semana tomando un delicioso te
en la tetería japonesa Usagui

Pasadlo bien

¡NOS VEMOS EL LUNES!

20 sept. 2012

Insomnio inverso

Sésame: Padezco de una enfermedad muy rara
Cannelle: No si... todo lo que te pasa a tí es raro, tienes que reconocerlo
S: No soy rara, soy así (¡y así seguiré, nunca cambiareeeeeeeeeeeeeeeeeeeeé!). Vale, después del momento Alaska, os confieso (confesiones again) que tengo insomnio inverso.
C:  A ver, a ver, ¿Qué dices que tienes?
S: Sí, la gente normalmente dice "He dado mil vueltas en la cama y no conseguía dormirme" o "Esta noche no he dormido nada" . Eso a mi no me ha pasado nunca.
C: ¡Qué suerte!
S: Si, pero me pasa al revés. Debo tener un botón de desconexión total, porque en cuanto pongo la oreja en la almohada, se me para el cerebro completamente y me duermo. Eso está bien, pero lo malo es que cuando suena el despertador y me tengo que levantar... ¡no puedo! (eso incluso los días que no hago excursiones sonámbulas)
C: Pero si eso le pasa  a todo el mundo... No es nada raro
S: Ya... bueno, pero a la mayoría de la gente también le pasa lo del insomnio y aún así siguen hablando de ello, ¿no? ¿porqué no puedo hablar yo del insomnio inverso?
C: Ahora me has hecho pensar en ¿Cómo debe dormir la gente de nuestro alrededor?

Solo o acompañado
A ver, que levante la mano el que no se haya sentido raro la primera vez que duerme con alguien. No nos referimos a la primerísima vez, que esa ya es durísima de por sí, si no a la primera vez que duermes con X o con Y.

Primero buscas una posición amorosa, que aguantas cinco minutos, o porque es verano y él tiene calor, o porque se le duerme el brazo, o porque sobran brazos y no sabes dónde poner tu brazo derecho o su brazo izquierdo.

Después intentas mantener una postura digna mientras duermes, para no respirar con la boca abierta, no babear, no parecer un muñeco Dummie muerto en la cama... Y por eso, pasas la mitad de la noche intentando conciliar el sueño

Sésame: Eso a mi no me ha pasado nunca. Insomnio inverso.

 via
C: Pues a mi sí. Las primeras semanas de dormir en pareja son lo peor. Y yo me despierto con una mosca...
S: Ya conocemos todo tu insomino no inverso...
C: Sí, soy de sueño difícil... y luego me voy durmiendo por los rincones. Pero déjame que aproveche este momento para reivindicar mi salud física y mental para pedirle al Sr Cannelle que duerma con coderas. Ya me he llevado más de un codazo en las costillas, en los dientes y en los ojos... y si sigo así el traumatólogo de urgencias se va a hacer de oro conmigo. Me parece muy bien que sueñe que juega a baloncesto, pero que lo haga sin moverse.

Con o sin almohada
 Nos consta que el tema de la almohada es TT en Twitter. Pocas cosas hay tan personales en la vida como tu cojín.


Con o sin almohada, almohada doble, de viscolástica, que abulte, que se hunda, Butterfly Pillow,  cojín piedrecita (es es el de Cannelle, también conocido como coixí cagarro) ... Hay gente que prefiere llevarse la suya a cuestas como el niño de la mantita de Charlie Brown allí dónde vaya.

Si no, siempre puedes utilizar tu brazo, aunque por la mañana te lo tengan que amputar por falta de riego.

Cannelle: Ha habido casos de gente que han perdido extremidades por usarlas como almohada.
Sésame: Cierto... Y es que hay que ir con cuidado con estas cosas.

Posturas
No pervertidos... no esas posturas... La postura en la que uno duerme es personal e intransferible. No puedes evitarlo, es tu postura de dormir, por mucho que quieras intentar ponerte de otra manera, mierda...

El cuerpo no reconoce como suya esa postura y te toca las narices haciendo que no duermas hasta que te pongas en tu postura habitual

Via

Sésame: A pesar del insomnio inverso, tengo postura preferida para dormir.
Cannelle: Yo también tengo postura preferida, aunque varía en función de la estación. De lado (derecho) en invierno, boca abajo en verano...
Sésame: Lo que no me creo es la postura de las actrices en las películas para dormir. Están la mar de majas, se les ve el pelo bien puestecito en el cojín (con el maquillaje justo para ir a dormir...) pero... a  ver, ¿a quién quieren engañar? Todos dormimos de maneras más o menos indignas, y si hay que babear... pues se babea...

Y es que cada uno duerme a su manera, en su postura y con quien quiere.




17 sept. 2012

Nueva sección: termómetro moderno

Cannelle: ¡Inauguramos sección! Una vez al mes haremos un resumen de las cosas que nos gustan a las modernas de Sésame et Cannelle...
Sésame: Oseasé, de los musts modernos. Como los termómetros que hay en las revistas del corazón...
C: Y de lo que tienes que quitar de tu vida a la de ya
S: Serán termómetros temáticos: hablaremos de comida, ropa, música, palabras que ya no se usan
C: Eso, eso, palabras... nada de decir "chachi"
S: Pues oyes, yo pensaba en otras palabras... que a mi me gusta decir Chachi... pero... si dices que no es moderno, debería eliminarlo de mi vocabulario. Venga pues... ¡Vamos allá!


13 sept. 2012

Operación BRAGUES

Sésame: Si, si... operación BRAGUES, habéis leido bien.
Cannelle: A ver, si es que a veces me das miedo cuando leo los títulos de los posts que me dejas empezados...
Sésame: Es que yo soy ASÍN de campechana. Como el rey pero en moderno
Cannelle: Y con menos pasta y sin caerte por las escaleras cada dos por tres. 
S: Sí, eso también. Pero a ver, que nos perdemos siempre en la introducción y no vamos al tema. Este verano otra de las cosas que he hecho (a parte de currar y asarme a fuego lento en la calurosa Barcelona) ha sido la OPERACIÓN BRAGUES. Fué una operación con mucha enjundia y misterio, que me costó muchísimo abordar
C: ¿Y en qué consistía?
S: Muy sencillo, después de que el señor Sésame se haya tirado un año haciendo aspavientos por el aspecto deplorable de mi ropa interior cada vez que colgaba una lavadora, cuando me levantaba por las mañanas, cuando recogía la ropa colgada, cuando yo salía de la ducha, cuando se me veían las bragas debido al talle bajo... Decidí liarme la manta a la cabeza y hacer un ataque en toda regla al primer cajón de la cómoda.
C: El cajón de la ropa interior
S: Efestivamente. Es que cuesta mucho deshacerse de las bragas viejas... les acabas cogiendo cariño, aunque ya no tengan goma, y te vayan bailonas... es que no me atrevo a tirarlas aunque se quedan así como con un tacto suave (de puro gastado) y pierden el color y se vuelven VINTAGE. No se supone que a los modernos nos gustan las cosas vintage?
C: Si, pero es que en el tema braguil, vintage no es viejales, es bragas de puntilla, de los años cincuenta con la cintura alta y esas cosas. Pero recién compradas, nuevas. 
S: Bueno, total, que tiré TODAS las tirables y me dirigí (acompañada de Cannelle, claro) a las tiendas típicas mainstream de ropa interior a rebajear. Pero es que hay muuuuchos tipos de bragas...
C: Yo debería hacer lo mismo... porque con la excusa de guardar las bragas viejas para los días reglosos, tengo un montón de bragas de cuando tenía 12 años (algunas con el nombre marcado, de cuando iba de colonias).
S: Y eso a nuestros respectivos señores no les gusta.
C: Ni un pelo. Aunque vaya calzoncillos que nos llevan ellos también... que alguno ya he tirado sin que se entere el susodicho. Peeeeeeero ese es otro tema, que nos volvemos a ir por los cerros de Úbeda. 

Las bragas viejas (no vintage)
Sésame: Yo, una recién estrenada treintañera que todavía no ha dejado de llevar bragas con dibujitos, de algodón de las de toda la vida, nada de bragas brasileñas, caribeñas, bolivianas ni cosas de esas... soy el paradigma de este tipo de bragas (lo era antes de la operación bragues... lo siento braguitas con el dibujo de Snoopy, os echaré de menos).
Cannelle: Bueno, ya lo viste el otro día (nota para las lectoras: Sésame y Cannelle se fueron de compras braguiles juntas). Yo también llevo bragas de dibujos: hipopótamos, bricks de leche, gatitos, flores... 

¿Quién no ha tenido bragas de estas? De las que te comprabas porque te parecían monísimas y cuando tu pareja las descubría en el armario se torturaba pensando en porqué te habías gastado el dinero en bragas de pre-adolescente y no en lencería sexy.

de Oysho

Pero es que son taaaaaaan monas... y cuesta tanto dejar la infancia atrás... Puestas a tener una pizca de síndrome de Peter Pan, mejor que sea llevando bragas de dibujitos y no otra cosa que se vea más, no?

Los coulottes
Los hermanos mayores y mucho más experimentados que las bragas. Mientras que sus hermanas pequeñas (en todas las variedades, talle alto, bajo, a medio cachete, con el tiro ochentero...) se desviven por reinventarse, los coulottes se han mantenido fieles a su idea inicial "Los calzoncillos de boxer són más cómodos que las bragas" y si no... ¿porqué se inventaron los coulottes?

C: Porque ni se te meten por el culo, quedándote una o ambas nalgas al aire, ni se te enroscan en la cintura (cosa que nos pasa a las que tenemos flotador).


S: Y son la mar de sexis.
C: Y vintage.
S: Cannelle, estamos hablando de coulottes, no de bragas-faja abueleras de esas que se han puesto de moda otra vez.
C: No, si ya... De eso tenemos que hablar otro día.

Claramente, la ropa interior masculina es mucho más cómoda y más práctica que la femenina. Por eso los fabricantes de ropa interior, que son muy avispados pensaron que ya estaba bien de ahorrar ropa haciendo tangas, que lo importante era gastar metros de lycra haciendo calzoncillos femeninos en colores de moda.


Las bragas de puntillas  (de esas que pican) 
Que levanten la mano las que piensen que el puntilleo braguil es el nuevo Necronomicón. Que sí, que son preciosas, que las vemos ahí puestas en ese cuerpo perfecto de plástico y quedan la mar de monas.
de Huit

Y tu (que en un momento consumista has decidido dejar de comprarte coulottes y bragas de algodón) decides que no estaría mal ir conjuntada alguna vez (sujetador-bragas nos referimos) y entras y te lo pruebas. Y piensas que pica un poco pero... bah, total, no es nada.

Llegas a casa y le enseñas tu compra a tu pareja (ese a quien dos líneas antes le daba grimilla tu ropa interior de niñita). Te echa una mirada que tu crees que es de ojos golosones y te suelta "Juas! ¿Eso te vas a poner? tu eres de cosas más sencillas" Y entras en ese estado de #muerteydestrucción que te obliga a ponerte el conjunto al día siguiente.

Y la mar de contenta, oygan... hasta que las bragas se deslizan suavemente entre los cachetes y tienes que ir haciendo el movimiento Rafa Nadal por la calle para evitar que se te claven las puntillas en el cerebro. Y el sujetador te pica, y se te clava, y no puedes rascarte una teta en medio de la calle, que ya te han visto hacer el rafanadal... y te pasas todo el día pensando en que echas de menos las bragas de dibujitos.

C: Queridas lectoras, tenemos que aclarar que el apartado "las bragas de puntilla" es cosa de Sésame. A mi me encantan y las llevo con gran dignidad. Eso sí, mi querida amiga, ya sabes que yo soy de bragas de seda.... y las puntillas de seda no pican. Ya te regalaré unas, no te preocupes.

La Perla

S: Yo es que como dice el señor Sésame, soy de cosas más sencillas. Mi cuerpo no está diseñado para ser una fashion blogger (que llevan conjuntada siempre siempre la ropa interior con el exterior)...
C: Total, que la ropa interior femenina (casi toda) viene siendo un magnifico mundo que deberíamos explorar más, ¿no Sésame?
S: Yo diría que sí... ¡queremos saber vuestras preferencias lenceras! ;)

12 sept. 2012

Hoy preciso recrearme en mi pueril vulgaridad

Hoy os dejamos con la banda sonora de Sésame después de reencontrarse con La Casa Azul y con Guille Milkyway. En modo repeat desde el sábado. 





Deja que me crezca, me apasiona exagerar
Hoy preciso recrearme en mi pueril vulgaridad
y desatar la ingenuidad
Redimir la complacencia,
sortear la decadencia,
el despotismo intelectual.
Y retornar a la anarquía popular
Que viva el arte menor
Y el vodevil profesional


10 sept. 2012

Sésame se nos casa (Vol II)

Cannelle: Si es que os gusta más una historia de cotilleo...
Sésame: Pues parece que sí, que moló bastante el Volumen I.  Me siento como una estrella de los blogs de bodas. Mira, algo que no me había propuesto nunca...
Cannelle: A ver si después de esto te vas a convertir en fashion blogger..
Sésame: No me tientes... no me tientes que me pierdo enseguida. Va, venga, vamos con el volúmen dos de la existosa serie "Sésame se nos casa".

Capítulo 5: Sésame se compra unos zapatos
La vida de la novia sobretodo en época pre-bodil es dura. Tiene que convivir con preguntas tan estúpidas como:
- ¿Estás nerviosa?
- ¿Y luego vienen los niños, no?
- ¿Te has comprado los zapatos ya?

vía http://www.oncewed.com
¿¿Cómorrrrrrrrrrr??
Si queridos lectores, me acordé de que tenía que comprarme los zapatos porque alguien que me llamó para preguntarme qué tal iba todo (Si Confetti Mayor, fuiste tu, que eres la voz de mi consciencia bodil). Total, que como en aquél momento estaba caminando por las Ramblas, me giré hacia cierta tienda de zapatos que hay por allí y estaban en el escaparate. La mar de bien colocados, la mar de majos, esperando ser comprados por la señorita Sésame.  

Total, que entré en la tienda y pedí un 40 de esos maravillosos zapatos (sí, vale, soy un poco bigfoot..) y la chica de la tienda entabló una bonita charla con la menda

Chica de la tienda - Son superbonitos, te van a quedar de maravilla, además, hacen el pie pequeño
Sésame  - Ah... ya... no, si me da igual lo del pie grande...
CT - Bueno, tú prúebatelos, ya verás qué bien, y son supercómodos. (¿Porqué siempre dicen eso en las tiendas aunque te estés probando unos zancos pequineses? Señora, son incómodos, no llevo nunca tacones y los aguantaré cinco minutos, pero son bonitos y como soy masoca me los voy a quedar)
S - Si, pues me gustan.


C: Tranquila, Sésame, que no eres la única piesgrandes. Mira a Paris Hilton, con su 41 y medio
, y siempre luciendo zapatos con plataforma.

CT - Y oye, con qué te los vas a poner? es que los veo como muy arriesgados para según qué cosas
S - Mmmmhh con un vestido blanco
CT - Ah si, claro, super veraniego, muy bien muy bien. Pero... ¿de qué estilo? ¿así rollo largo hippie?
S - Si bueno, algo rollo vestido de boda
CT - Ah, claro, haberlo dicho antes... para una boda... ¿pero vas a ir de blanco a una boda?
S - Sí, es lo normal cuando eres la novia
CT - ...
S - ¿Me cobras por favor?

Cannelle: Pobre chica, seguro que la avasallaste con el tonito ese de mujer de hielo que gastas a veces
Sésame: ¡Jiji! Si, me gusta ser malvada... No, en serio, después de la sorpresa inicial, creo que le moló la idea.

Capítulo 6: Sésame y el señor Sésame escogen restaurante
El señor Sésame es un moderno... diferente. Él tira más a hippie que a moderno. Pero lo que ha unido el amor, que no lo separe la modernez...

C: A ver... ¿A quién quieres engañar? El señor S lleva barba pero no de moderno, sino de hippilongo.
S: Si claro, es que el es muy asín. Muy de ser hippie.

¿Irá también el señor S de naranja el día de su boda?
Sésame: Oye... ¿y esta foto? Hombre, a mi no me haría mucha gracia que mis amigas salieran como la de rojo, con la sobaquera sin depilar (aunque el señor S sea tirando a hippie). No por nada (cada uno es libre de hacer lo que quiera), pero que no levanten así los brazos,  que no queda muy bien en las fotos.

Así que, como buenos novios 2.0 buscaron un restaurante por internet. Después de recibir miles y miles de mails avasallando con el consabido "Nuestro restaurante mola mil, venid que os trataremos como unos reyes" (¿Porqué nadie me avisó de que una vez haces una búsqueda en un buscador de bodas te llama hasta el tato para ver si te quieres casar en su casa?), decidieron ir a ver 3 restaurantes.

En los 3 restaurantes, les pusieron a los relamidísimos maitres los pelos de punta cuando les decían:

- No nos vamos a hacer fotos así que en el aperitivo, nada de tonterías separatistas para los novios. Queremos jalar.
- No queremos ni la decoración, ni el fotógrafo, ni la música de la ceremonia, ni las flores, ni los centros de mesa, ni las minutas (esta palabra Sésame también la ha aprendido de Confetti Mayor).  Si son horteras, son horteras.
- Ni pastel ni hacer el canelo cortándolo. Por ahí no pasamos. Y las tonterías de los camareros sacando los platos a ritmo de música... no sé no sé, lo tendremos que pensar, es que nos da vergüenza ajena. Camareros del mundo: ¿A que no os mola que os hagan hacer el pringui?
- Los novios beben cerveza, los demás que tomen vino si quieren.

C: Queridas lectoras, no os preocupéis que si Sésame aparece
en forma de pastel el día de su boda os aviso vía Twitter. 
Sésame: Hombre no, pero.... una tarta de Geoff (mmmmhhhh Geofff...) del Rey de las tartas... no sería un mal negocio!

Y sí, al final encontramos uno que nos gustó, en el que les da igual que seamos unos sosos y que no queramos hacer más tonterías que las que nos apetezcan. Y allí que llevaremos a la gente en autocar, haremos el paripé y disfrutaremos todos de la barra libre. La novia incluída. Que para eso he pagado. Para tomarme mis Gin Tonics vestida de blanco.

¡Mirad al señor S!


Fin de la segunda temporada. Y ahora no sean impacientes, que hasta el día 29 ya no hay más entradas bodiles... Sigan el hashtag #bodaxi (¿quién escogió el nombre?) para reirse de la pobre Sésame el día de su despedida y para seguir la boda en streaming (¡TOMAYÁ CON LAS TECNOLOGÍAS!)





5 sept. 2012

Ya no somos modernas

Antes de vacaciones nos hizo mucha gracia el post de Lucía Be que se titula "Tu antes molabas". Que aunque se refiere a las mamás blogueras, tenéis que leerlo, tengáis o no tengáis churumbeles.

Sésame: Hablando entre birras con un amigo amante de la tecnología y de la ropa moderna, comentábamos que ya no somos lo que éramos.
Cannelle: Si, eso ya lo habíamos comentado aquí, que costaba llegar a los treinta...
Sésame: Bah, si, eso también, pero ahora es más algo intangible, no algo físico, sino algo mental.
Cannelle: A ver, ilústrame
S: Vamos a por ello

Me importa una mierda el nombre de los grupos 
Antes era un no parar. Que si conoces a este grupo, que si este grupo ¿que tal? ¿Sabes que el cantante/bajista/batería de tal grupo tiene un hermano gemelo que toca el ukelele al revés...? En definitiva, todas esas paridas que envuelven el mundo de la música moderna (y también de la no moderna, claro, pero ese mundo no lo conocemos. Bueno... a parte de la abuela de Bisbal que se murió, que eso lo chupamos a todas horas en la tele, en los periódicos y en la radio hace unos meses).

vía oblivioncastle.tumblr.com

Ahora nos da absoultamente igual.

Sésame: Es duro verbalizarlo... parece como que estoy dejando atrás la etapa de la modernez. Dame una bolsa de papel para que respire dentro... Creo que estoy hiperventilando
Cannelle: Tranquila, lo superarás...
Sésame: Hola soy Sésame y antes era moderna, ahora estoy empenzando a no serlo.
(Ahora es el momento en que en mi mente todos juntos cual horda de horcos de Mordor decís, "Sésame te queremos, no pasa nada por dejar atrás la modernez")

Creo que necesitaremos una ayuda profesional
Ir por la calle y pensar: ¿Pero qué lleva esa puesto?
Antes todo lo encontrábamos bien. A ver, todo, todo, no. Que conste. Pero casi todo

vía http://blondexhead.tumblr.com/post/29043227638

Pero ahora nos vemos cual abuelillas diciendo: "Pero dónde va ese con un calcetín de cada color?" (Verídico oygan...  chico la mar de moderno en el Primavera con bermudas y náuticos y un calcetín de cada color. Eso antes hubiera sido paredón directamente)
¿Y esa? ¿Se habrá mirado al espejo antes de salir de casa?



Pero ¿qué nos está pasando? ¡si son frases de abuela!

Cannelle: Estamos perdiendo querida, perdiendo a marchas forzadas
Sésame: Yo que quería ser el paradigma de la modernez, y ahora ya no entiendo que los jovenzuelos y jovenzuelas lleven camisetas de The clash o de Motorhead sin tener ni puta idea  saber quién eran. Y es que cada vez me indignan cosas más absurdas. Me estaré convirtiendo en abuela cebolleta.
Cannelle: Tranquila, a mi también me pasa. Y al sr C también. Es más, ayer, volviendo a casa cargados como mulas con las bolsas de la compra, nos cruzamos a una choni que llevaba una camiseta de Ramones... y mi señor marido se indignó hasta niveles insospechados. Son tus 30, querida. 


No saber cuál es la canción del verano
Este hecho es bastante indicativo de que no salimos de fiesta.

No lo neguéis modernos del mundo, que por muy anti mainstream que seamos, nos pierde un chiringuito de playa, y en los chiringuitos no ponen a The Drums, ponen a Camela, y el Sarandonga, y las canciones reaggeton del verano, ¿sí o sí?

Este año, las dos que os hablan no tienen ni la más remota idea (Sésame aquí también quería poner ni puta idea, pero repetir la expresión les ha parecido demasiado a S&C)  de cuál es el hit del verano. Para qué lo vamos a negar... No hemos salido para nada a chiringuitos.

Nos gusta movernos entre lo vintage, en lo que en nuestra época de mozuelas era moderno.
Modernas desfasadas? Argh, que nos deprimimos...
Sésame: Si, pero eso es un punto para nuestra modernez. No ir a sitios mainstream.
Cannelle: Bueno... o quiere decir que no nos aguantamos los pedos y no salimos porque estamos cansadas.
Sésame: Si, eso también... Pero prefería dejarlo en mi intervención anterior y quedábamos la mar de bien.


Convertirse en una vieja verde
Cannelle: ¡Eh! a mi no me metas en tus rollos, que yo no soy una vieja verde
Sésame: Hombre... yo tampoco pero... A ver señoritas... Esto va por dos o tres de vosotras (vosotras ya sabéis quién...) Si, si, esas que son compañeras de fechorías y que por twitter acosamos a hombres tales como Geoff del rey de las tartas, Ryan Gosling, o Christian Bale. No os preocupéis, no voy a desvelar vuestra identidad (aunque tampoco la hemos escondido publicando barbaridades en twitter y en ciertos muros de Facebook y aquí), pero hemos de reconocer que los treinta nos han hormonado de una manera extraña.

Vale, este era nuestro test. Vosotras también os habéis quedado mirando a los muchachos un rato, que lo sabemos.

Sésame: Desde que dejé de llevar la carpeta forrada con fotos de Blur (arghhhh Damon Albarn... babas...) y de Nirvana, nunca había vuelto a hacer comentarios tan obscenos y adolescentiles como ahora. ¿Por qué será? ¿Será que los treinta son los nuevos veinte? ¿Será que no crecemos como crecían las generaciones anteriores?



vía http://blondexhead.tumblr.com/post/29043227638

Coincidencia... ¡No lo creo!






4 sept. 2012

La despedida de Sésame (Vol 1.)

Sésame: Supongo que Cannelle tendrá preparadas una de esas entradas suyas, con fotos que NO se pueden enseñar, con poses mías haciendo el mongo, con todas las fotos que me hice con la gente que iba en el metro...

Pero no podía dejar de escribir esta entrada tan ÍNTIMA Y PERSONAL, para agradecer a las Pin Girls todo lo que hicieron este fin de semana.

 Desde aquí os agradezco que viniérais chicas*, sois lo más! Sobretodo, mención especial para:

- Confetti mayor: Que se desplazó sus buenos 300km en el fin de semana en que su marido cumplía años para vestirse de Audrey Hepburn y hacernos unos estupendos Gintonics. Es mi consciencia bodil, la que me ha guiado por estos mundos de Dios de las cosas para bodorrios. Valor y estilo unidos en una sola persona.

- Mercè: Una diseñadora gráfica estupenda y mejor persona si cabe. Si Sésame es irónica, Mercé lo es más y mejor. No os perdáis sus ilustraciones, porque tiene mucho que dar!

- Scheherezade: Profesora, traductora de libros, subtituladora de pelis varias, entrevistada por la radio, pero sobretodo it girl y amiga incondicional desde hace la friolera de 27 añazos! Es bastante improbable que me haya discutido nunca con nadie más que con ella. No la quiero más porque no se puede.

- Alícia: Mi mejor ex-cuñada, mi más fiel consejera, la que me ha dado los palos más gordos para hacerme bajar a la tierra de los mortales mientras yo volaba por las nubes. Una de las pocas que me ha visto (y oído llorar). La más dura, la más lista, siempre LA JEFA.

 Gracias a todas, nos vemos el día 29 (o antes!)


*Olga, Pilar S, Pili, Marta R., Marta, Judith, Luar, Núria, Mònica, Diana, Cannelle, Tània i Ariadna i Natalia (que no pudieron venir desde sus lejanas casas, pero estuvieron presentes)

3 sept. 2012

Blogs y blogguers

Sésame: Lo más IN del momento es tener un blog
Cannelle: Por eso tenemos nosotras uno, ¿no?
S: ¿No era para reírnos de todas las moderneces que nos dejan ojipláticas?
C: Si, ¡eso también!
S: Últimamente creo que se nos está subiendo a la cabeza esto del blog
C: ¿Y eso?
S: Me están entrando ganas de hacerme fotos con la ropa que llevo cada mañana y hemos publicado ya dos posts sobre la inminente boda de Sésame... (la mía, que mola hablar en tercera persona, pero tampoco hace falta pasarse) 
C: No te preocupes, el día que vea que empieces un post con fotos de ropa y complementos o de bodorrios americanos, ese día será preocupante y te avisaré. De momento creo que nada ha cambiado.

Últimamente siempre que vamos a algun evento modernillo (es decir, eventos dónde la modernez de Barcelona se reúne para ver quién es más estiloso, concurso en el cual nosotras no competimos, porque de estilosas nada...) la pregunta es... ¿Cuál es tu blog? Es un fenómeno social,  no podemos negar lo obvio.

Nosotras seguimos bastantes blogs, algunos cual fanáticas adolescentes y otros con más o menos regularidad. Últimamente además, como ya leísteis aquí, hemos conocido a algunas blogueras y se nos ha planteado un gran dilema, ¿cómo llamar a estas chicas? ¿Por su nombre real o por el nombre de su blog?

Sésame: Hola, soy Sésame, de Sésame et Cannelle.
Cannelle: Holla, soy Cannelle, de Sésame et Cannelle
Sésame: Me preocupa el tema este de la doble identidad. En el curro, después de darle la mano a un señor con bigote estuve a punto de decirle, "Hola, ¿qué tal? soy Sésame la ingeniera con la que tenía la reunión"

Sésame se siente un poco Hannah Montana, con doble identidad.
Mirad, si incluso sus padres se parecen. 

Cannelle: A mi me da miedo que cuando una amiga de mi marido que nos lee pero que no me conoce físicamente me desvirtualice, piense "Bah, si no es para tanto; si es la mar de normal". O la mar de mediocre, que es peor. Y deje de leernos al ver que somos como cualquier otra pseudomoderna handmade.
S: ¡No se puede ser tan banal!
C: Ya, pero esas cosas pasan. Más de una blogger consagrada ha perdido lectores cuando la han conocido. Y nosotras no vamos a ser diferentes, querida.
S: Uhm... pues me da a mi que tendremos que mantener la doble identidad (a lo Spiderman) para mantener nuestro caché. 
C: Vale, pero sin disfraces de lycra, porfavor. 
S: ¡Hecho! Nos vestimos de modernas random y listos. 

Otra cosa que nos preocupa son los nombres. Sí, los nombres. A ver, vamos a explicarnos un poquitín mejor. Cuando pasas de la pantalla al café/ cerveza post-evento moderno con otras bloggers, una dice "sí, eso ya lo dijo el otro día Marta" y tú piensas "¿Marta? ¿Quién es Marta?" pero no te atreves a preguntar. Luego, en la intimidad, nos preguntamos la una a la otra y resulta que la tal Marta es la del blog ese que seguimos a diario y que comentamos apasionadamente con nuestro humor de estar por casa. "¿Ah, pero se llama Marta? ¿De quién estaban hablando?"

Pregunta retórica y tonta donde las haya. Como si no tuviéramos nombre "real" y en nuestro DNI pusiera Rockstar Diaries o El sueño de una moderna. 

Sésame: con la diferencia que sabemos que la chica la mardemonayestupenda de The Rockstar diaries se llama Taza (que ya me dirás, vaya nombre para ponerle a su hija). Yo creo que me cambiaré el mío y me pondré Porrón, que es mucho más fiestero que Sésame...
Cannelle: Pues ahora que lo dices, yo me llamaré Golondrina, que es la mar de moderno. O Hipster, directamente.
S: Creo que nuestras madres nos llevarían de cabeza al psiquiatra.
C: Como mínimo. Porque tenemos madres "sensatas". ¿Sabes que hay un montón de Ikeas repartidas por el mundo? E incluso unos gemelos australianos se llaman Fish and Chips.

¿Las niñas llamadas Ikea también llevan manual de instrucciones?
(vía http://gadgets.boingboing.net)

S: Cono esos nombres no hace falta que te busques un nickname para el blog.
C: O sí. Si me llamara Ikea (pronunciado "aikía", que queda mejor), mi blog sería algo así como El diario de María.
S: Eso suena muy a "Diario de Patricia".
C: Mejor eso y pasar desapercibida por un momento, aunque sea en internet. Y que digan... ¿María, qué María? y sonreir. Síiii, por fin, una María como muchas otras y no la del nombre raro.
S: Pues sí.. y ahora que lo dices, casi que me quedo con mi nombre real de DNI y no me lo cambio por Sésame ni por Porrón ni nada por el estilo.

(vía http://funnyimages12.no-ip.org/)