31 mar. 2012

Las actividades Creativas (o no tanto) del Club

Rihanna, Cristina Rosenvinge, Adelle, Madonna, Jarvis Cocker... apártense que vienen las chicas del Club pisando fuerte!

Como buenas crafters modernas, Sésame y Cannelle son socias de El Club Handmade. Y aunque en otra ocasión os contaremos qué es lo que hacemos allí y quienes son sus Socias Fundadoras, hoy os contamos  qué hicimos ayer viernes.


La vida de un grupo de señoritas modernas es muy dura, y hay que relajarse de vez en cuando y por eso Nadia y Déborah nos propusieron una sesión Karaoke total. Sisi, esa actividad que vino de Japón y que dado su portento cañí, sus locales horteras con accesorios para el cante jondo y sus habituales del lugar (que merecen un post aparte, porque, ¡vaya paisanaje!)



Lo sentimos chico,
acabamos de violar tus derechos de imagen,
pero no hemos podido evitarlo

Si es que no nos hicieron falta las cervezas ni los ánimos de las demás, ya íbamos perfectamente mentalizadas para hacer el ridículo, y es que... señores y señoras, quítense el sombrero ante las nuevas estrellas de la canción.


Después de un día de trabajo duro en Nido de Abeja,
toca un poco de diversión


Las nuevas All Saints
Never Ever (more cantar esta canción...)



Hago Chas y aparezco a tu lado





Casi todas las chicas del Club que se acercaron al Karaoke





28 mar. 2012

Bajamos la persiana



Navegar: esa nueva adicción

Cannelle: Tanto a Sésame como a mi, nos gusta tanto tantísimo navegar que tenemos que admitir que la cosa se nos va un poco de las manos. El médico dice que es adicción, que vayamos a un grupo de terapia. ¿Sésame, tú crees que habrá marineros también?


Sésame: Yo lo que quiero saber es si vamos a sentarnos en círculo mientras nos damos ánimos los unos a los otros... Marineros lo que se dice marineros no sé si habrá, pero modernos como nosotras seguro que sí. Solteras de Barcelona, si encontramos un grupo de terapia con modernos adictos a internés, no os preocupéis que os lo haremos saber. 
Pero pensad que si empezáis una relación con ellos, tendréis que dejar de visitar blogs de craft, de moda, páginas de compra de productos de diseño, escuchar música y ver películas en streaming... ¡No, no! No puede ser Cannelle... ¿qué hacíamos antes de nuestra vida sin internet?


C: ¡Si no hay marineros, yo no voy! Camisetas de rayas, barbas y pieles tostadas...


Bueno, a lo que íbamos. Estos son algunos de nuestros Blogs de cabecera, aquellos que visitamos siempre siempre.


Kireei son cosas bellas. Muy bellas. Y, desde hace unos meses, también es una revista que no puede faltar en vuestros hogares. 

Caterina Perez  Sésame es la feliz propietaria de una Sac Bag color patata y otra rosa, y cada vez que leemos a Caterina, sonreímos. A Cannelle le encanta su estilo y sus tutoriales (si queréis aprender a coser, no os los perdáis). 






Taza and Husband Este es uno de esos blogs que a Sésame le dan envidia de la mala, pero que niña más bonita, que pareja más hipster y majos, qué casa más bien decorada. Así, como la vida misma, todo perfecto (no entiendo cómo sigo mirando este blog, si es para flagelarse después por la vida gris y aburrida que llevo...)


Bornay Flowers Diseño floral con un estilo brutal... casaderas, amantes de las flores, no os los perdáis. Además los chicos de Bornay son majos porque sí, tienen un local preciosísimo y te invitan a té en tazas chulísimas cuando vas a verlos. Hay que decir que ambas llevaremos un ramo de Bornay en nuestras respectivas bodas (¡sí, nos casamos!).



Atodoconfetti ¡Casaderas del mundo, las hermanas Confetti han venido para ayudaros en vuestra búsqueda de la boda perfecta! Dos hermanas la mar de enrolladas, que nos divierten y nos traen fotos de jueves viajeros...

Grossomodo es una marca de ropa que nos encanta y quien hay detrás de la maravillosa tienda de lanas y manualidades Black Oveja. ¡Si vais a Madrid, tenéis que pasar obligatoriamente por allí! Y avisad, que os daremos unos recados...


Grossomodo

   Black Oveja



Señorita Puri (acuda a caja 7) el título del blog ya lo dice todo. Ironía en estado puro. 


Peeero... nos faltan unos cuantos... dignos de tener posts para ellos solos... mañana jueves, tachán tachán, ¡esos blogs que merecen posts a parte!





27 mar. 2012

Tecnología y esas cosas

Sésame: Hola Cannelle, te aviso que esta entrada la empiezo desde  mi sofá con el portátil (que no iPad) y a una hora siestera de un sábado... 
Cannelle: No puede salir nada bueno...
S: A ver, a ver, espera a oír lo que te propongo, ¿Qué te parecería hablar de los artilugios tecnológicos que son el must de los/las modernas? (Por cierto, ¿qué ha pasado con aquello de poner l@s que tan de moda estuvo hace unos años?)
C: Sigue, sigue, puede resultar interesante...
S: Pues mira, a mi es que me tiene intrigadísima cómo se ponen de moda ciertas cosas. Hagamos tu y yo una lista de esas que tanto me gustan...

1. El reloj Casio: ¿Qué podemos esperar de una época en la que lo más de lo más es llevar un reloj dorado/plateado que creíamos desaparecido hace veintitantos años? Tenemos iPhones y teléfonos de alta tecnología, pero mola ver la hora en un reloj que tiene tecnología puntera de los ochenta.
 

2. Las cámaras Lomo o Polaroid: Para ser sinceras, debemos confesar que ambas tenemos cámaras de este tipo pero.. después de tanta tecnología en nuestras vidas, ¿cómo podemos explicar el hecho de que volvamos a usar película fotográfica, cámaras más que analógicas y carguemos con un peso terrible cuando vamos de excursión? Sólo tiene una explicación aunque queramos negarlo ¡Somos modernas!




cámaras analógicas de Lomography

Foto de Cannelle

3. iPad/iPhone/iPod/Mac: Cualquier moderno que se precie debe tener como mínimo uno de estos aparatos y rezar a San Steve Jobs al menos un par de veces al día, además debe comentar a todo aquel que quiera oírlo que su vida sería vacía y nimia sin los aparatitos de la manzana, despotricar de los pc's y de cualquier teléfono que no lleve una i delante. 
(Sésame: Si, tengo un iPhone y un iPod y mi vida sería vacía y nimia sin ellos, y no hablemos de cuando no funciona el 3G)




4. Tocadiscos de Vinilo: Entiendo que los discos de vinilo suenan muy bien, más auténtico, y que se tienen que escuchar los vinilos que teníamos en casa cuando éramos pequeños y por tanto mola tener uno pero, es que al final se han apuntado a la moda todos los grupos modernillos tipo Primavera Sound y ahora se editan discos en formato vinilo de todo tipo. Además, valen un ojo de la cara... si es que todos los vicios son caros.  
(Sésame: Vale, también tengo un tocadisos en casa y una nada despreciable colección de vinilos, la mayoría heredados)

La camiseta ideal para Sésame, en zazzle

5. Auriculares enormes: Nos hemos pasado años haciendo que los auriculares y todo aquello que tenía que ver con la tecnología se hiciera más y más pequeño y ahora, resulta que nos encanta llevar en la cabeza unos trastos enooooormes. 
(Sésame: No, de estos no tengo)


C: Sésame, comparto contingo algunas cosas. Tengo 4 cámaras lomográficas, alguna otra analógica perdida por ahí, no tengo iPhone (ya me gustaría a mi) pero sí iPod, me paso el día enganchada a las redes sociales (no te olvides de ellas, querida, que sin ellas no hay modernez tecnológica posible), y estoy totalmente de acuerdo contigo que suenan mil veces mejor los vinilos que los mp3.

Pero no me atrevería a etiquetarme a mi misma como moderna tecnológica. Tengo una relación amor-odio muy importante con la tecnología... No soy (o no quiero ser, puesto que la sociedad consumista y la modernez me tira a ello) tecnócrata. Siempre con la última tecnología bajo el brazo, porque sí. Simplemente porque se queda desfasado lo que tienes, aunque funcione perfectamente. Cada vez queremos más y más y más y más... y eso es totalmente insostenible ambiental (¿dónde te crees que van a parar tus antiguos gadgets?) y socialmente. ¿Tiene sentido que saquen un móvil con una cámara de 40 megapíxeles? ¿Van a hacer una foto para empapelar un edificio entero o qué?

S: Ahí te doy toooda la razón. Seamos sostenibles, que para ser moderno también hace falta tener un punto concienciado ;)



C: Ya sabes lo que dicen las madres: todo vuelve. Y como las madres son muy sabias (si eres adolescente, no te asustes al leer esto... eso lo vas aprendiendo con los años).

S: Quinceañeras, quinceañeros, llegará un día en que os veréis diciendo frases de madre, tipo "¿Y si todos se tiran de un barranco tu también?" y sí, ese será el día en que os daréis cuenta que os hacéis mayores y que el resto de quinceañeros supermodernos del Primavera Sound os mira mal.

C: Lo de la fotografía analógica es un mundo a parte. Vengo de una familia de fotógrafos y he crecido entre montones fotografías, diapositivas, carretes y cámaras antiguas. Siempre me ha apasionado la fotografía y de adolescente ya iba con una reflex viejísima colgada del cuello allá donde fuera. Como mi afición me salía por un ojo de la cara, a la que pude me compré una cámara digital (1,2 megapíxeles, allá por el 2002). Luego llegaron sus sucesoras, cada vez con mejor resolución y mejores ópticas, más zoom, etc. ¡Qué bien, podía hacer cieeeeentos de fotos! Pero pronto dejó de entusiasmarme la idea del click click click clik click click. Porque la fotografía digital es mucho menos reflexionada. Hacemos mil fotos y luego ya decidiremos con cual nos quedamos. Y nos quedamos con todas. O con muchas.
Y gran parte de la gracia de la fotografía es el proceso, el tiempo pre-veolafoto. Pensar el sitio, elegir el carrete en función de la luz, buscar un buen encuadre, esperar el momento perfecto para disparar. Y esperar para ver el resultado. La impaciencia que te come por dentro mientras el dependiente de la tienda de fotos busca tus copias y los nervios al abrir el sobre. Ahora no. Todo es instantáneo.

S: Veo que un post de fotografía y nuestros fotógrafos favoritos se está cociendo en el horno, no?
No, si por más que nos empeñamos a demostrar que no somos modernas, más nos acercamos a la irrefutable verdad verdadera... Amiga mía, tenemos que rendirnos a la evidencia más evidente. Lo que más nos gusta de las tecnologías modernas es Internet, para distraernos, encontrar cosas nuevas, informarnos, y lo que más les gusta a los modernos, ¡Tener un blog!





26 mar. 2012

Hoy nos confesamos

Sésame: El otro día tuve un momento de sinceridad extrema al confesar que veo "Alaska y Mario", si, ya sabéis, Alaska, la cantante de Fangoria (rastas en los ochenta, pelo de colores en los noventa y adelante y ropa tipo burlesque en la actualidad) y Mario Vaquerizo (su marido y cantante de Las Nancys Rubias, grupo de dudosa calidad artística y estética, como mínimo raruna). 
Pero... ¿quién no tiene alguna cosilla para confesar? No sólo estética, sino de la vida en general.  Y es por ello que, para que nos conozcáis mejor, cada una de las mitades de este blog vamos a confesaros algunas cosas. Cannelle, te cedo la gran oportunidad de confesar primera... (¡muahaha! risa maligna)

C: Anda que no... te has lucido, señorita Sésame. Te recuerdo que lo de sacar a relucir los trapos sucios ha sido idea tuya. Y que eres tú la que ve Alaska y Mario. Pero me voy a mojar.

1. Veo "La Riera", de TV3. Y todo tiene una explicación. La mayor parte de días me parece una serie aburrida pero empecé a verla cuando estaba en París y me sobraban 20 horas al día como mínimo. No soy de series pero mira, en esa época me dediqué a ver Anatomía de Grey (en inglés, para practicar) y La Riera después de cenar. Dedicaba tantas horas a la lectura que me estaba quedando sin libros a un ritmo trepidante. Y mira... no sé si a ti también te pasa, pero cuando estás fuera una temporada larga te entra un amor raro por lo patrio: comes más que nunca pan con tomate, hablas a los extranjeros de tu tierra y de sus peculiaridades, de los castillos humanos... y de tu lengua materna. Apúntate ese tanto a tu favor, amiga mía.

Lo que menos importa es la medicina en este hospital

Cuántos estereotipos en esta serie, ¿no?  

2. Tengo un sistema digestivo muy delicado, con todo lo que eso conlleva. Soy la "pupas", lo sé. Entre que no puedo tomar azúcar y tengo una larga lista de intolerancias alimentarias, mejor no me invites a comer.  No porque sea difícil o cara de contentar, sino más bien por mi... porque solo hace falta que esté un poco más nerviosa de lo habitual, con algún virus estomacal, o haya comido algo que no tocaba, que lo paso mal. Y en mi casa, mira, me lo "como" yo misma y ya está. ¿No hace falta que especifique más de lo que estoy hablando, verdad? Ponle un poco de imaginación... Pero bueno, es lo que hay... y a demás, como decía Montagne, hasta los reyes tienen culo.
Hala, te toca. 

S: Bueno, ¡no está nada mal Cannelle! (Pero esperaba algo más heavy.. ejem ejem...) Venga, me toca. Hoy ante toda la blogosfera y para que quede constancia para siempre jamás confieso que:

1. Lo de Alaska y Mario ya lo he dicho, pero lo reafirmo ¡me gusta, me entretiene! y no sólo eso, sino que la MTV en general me ayuda a desconectar mentalmente. También me trago "Pimp my ride" (sisi, el programa de tunning) y  "Plane Jane" (dónde una mujer de diez prepara a chicas normalitas para ser mujeres de diez y decirle a su amigo de toda la vida, que están enamoradas...ohhhh... qué bonito... en lo más hondo de mi corazón espero que algún tío las envíe a la mierda, pero todavia no ha pasado, es que es EEUU). A mi favor he de decir que sólo los veo si los pillo.... Las neuronas necesitan respirar a veces, ¿no?

El rapero Xzibit es el presentador de Pimp my ride

Y qué decir de Alaska y Mario... si es que no se puede ser más...más.. más algo

2. Tengo calcetines que si viviera en casa de mi santa madre, habrían pasado a mejor vida hace tiempo (si, vale, tienen tomates pero, es que tienen estrellas de colores y ¡me encantan!). y si esperáis que os ponga una foto de los calcetines de estrellas... ¡lo tenéis claro!
3. Soy una de las personas más patosas del mundo. Me he caído en momentos realmente horribles (en un centro comercial con dos botellas de cerveza de litro en una bolsa, en medio del Paseo de Gracia un sábado por la tarde en una zona de obras...)

C: Sésame, tengo que que decirte que comparto contigo lo de los calcetines. jajajaja ¿Será que todos tenemos un punto de síndrome de Diógenes? A mi, en especial, me cuesta deshacerme de la chorrada más pequeña. Por una parte, pienso que algún día le encontraré una utilidad (a un trozo de cartón, por ejemplo, para mis manualidades). Pero seamos sinceras... ¿hace falta tanta benevolencia con lo inútil? Una cosa es el amor a las antigüedades y a lo vintage, y otra muy diferente es esa tendencia innata a convertir el hogar en un vertedero. A mi favor tengo que decir que de vez en cuando me da el ramalazo, cojo una bolsa de basura y arraso con todo sin piedad.

S: Creo que tu comentario del síndrome de Diógenes relacionado con las manualidades, nos da pie a comentar temas de Craft... toda moderna que se precie debe dedicarse a crochetear, washitapear, y hacer cosa cual abuela de setenta años pero con colores de los años ochenta... ¿no crees? ¿Dejamos volar nuestra imaginación de crafters modernas?

C: Uff... eso no da para un post, sino para unos cuantos. Tenemos que quedar, con calma, tomar un buen te calentito en mis tazas Pantone, y reflexionar sobre ello. Porque yo soy la primera que pinto y coloreo, soy amante del washi tape, hago amigurumi, origami y tengo la casa llena de manualidades. Esto parece un cole. Y yo contenta de que se haya puesto de moda el handmade. Ya no me siento tan bicho raro, hehehe. Por cierto, tengo pendiente hacerles una foto a los botecitos de madera (con bandas de washi tape) que me regalaste para enseñarlos a nuestras/os amigos/as.


23 mar. 2012

Las bloggers de moda, esas grandes... conocidas

Sésame: Yo Cannelle, es que entre todas las cosas que conlleva la modernidad, hay una que no acabo de entender. 
Cannelle: Bueno, dime.
S: Las bloggers de moda (lo siento chicas, tenía que decirlo). A ver, que a mi también me gusta la ropa, y   navegar por internet buscando accesorios y tal pero... ¿no crees que se pasan un poquitín?
Te digo lo que yo creo y tu me dices qué te parece. Punto número uno, las poses que ponen... Si es que no es normal, esas cabecitas ladeadas con el pelazo cayendo y dejando entrever un ojo, esa pierna levantada como en las pelis de Hollywood cuando el guaperas besa a la chica, esas miradas cual alfombra roja de los Óscar, esos conjuntos ochenteros atrevidos... Si es que el leer tanto el Vogue no debe ser bueno.

Cuánto bien y cuánto daño ha hecho Sex and the City...

C: Dentro de las bloggers de moda, hay de todo, como en todos lados. No empecemos creándonos enemigas sólo empezar. Pero ya sé a lo que te refieres... a esas chicas que hacen de su blog un book; que juegan a ser modelos. Lo de las cabezas ladeadas es para sacar su mejor perfil, porque igual que todos somos guapos si nos sacan bien, todos somos yetis si nos hacen la foto desde donde no toca. Ah, hablando del "lado bueno" y eso... tengo que fijarme un día si hacen una excepción y se ponen del otro lado porque ese día tenían un grano. 
S: Si no tienen granos, que son perfectas.
C: Piel perfecta, pelo perfecto. Ropa a la última moda e incluso más allá para marcar tendencia... 
S: Eso suena a "me gasto un dineral". Y perdóname, pero hay veces que la modernez espanta. 
C: Tendremos que preguntarles un día de estos qué tal andan sus cuentas bancarias (o las de sus maridos). Porque ponte tú a sacarme fotos después de ocho horas delante del ordenador y verás las ojeras mapachiles que me sacas. ¡Y qué pelos!

Ojeras de cine vía http://noquierojeras.blogspot.com.es 

S: ¡Uy chica! es que tu y yo somos simples mortales, y tenemos ojeras, granos, michelines y todo lo demás que resulta indecente para las bloggers de moda.
Pero prosigamos con el punto número dos y igual de importante. ¿Por qué creen que es necesario compartir la ropa que llevas cada día con el resto del mundo? ¿Nunca tienen uno de esos días de, vaya mierda de de día, hoy voy a ponerme esos tejanos comodísimos y esas bambas que están echas caldo pero que tanto molan  y esa camiseta que tiene bolas pero que me encanta? ¡Poldiós! ¡Pero si esos días le dan salsa a la vida!
Pero voy a romper una lanza en favor de las bloggers de moda. Los blogs de moda (tanto los buenos como los malos, pero si son malos más todavía) tienen algo raro raro (como los capítulos de Alaska y Mario), una vez has empezado no puedes parar de mirar las entradas antiguas.
C: Déjame que diga una cosa: no miro Alaska y Mario ni lo miraré en la vida. Y si te enteras de lo contrario, llévame corriendo a urgencias. Va contra mis principios éticos, morales y estéticos. De verdad, que me da un repelús que no puedo. Alguna vez he comprado Harper's Bazaar, sobretodo estando convaleciente o cuando he tenido que viajar muchas horas. Pero nada más. Yo y las revistas de moda, como que no. Y eso que no soporto lo horrendo, naïv, hortera o barato.
S: Me llamo Sésame, y veo Alaska y Mario porque me divierte. Decid todos conmigo, "Sésame, te queremos, no te preocupes, no es grave". Perdóname Cannelle, quieres seguir siendo mi no moderna compañera de blog?

Ellos también son ego bloggers

C: Te perdono, Sésame, porque son muchas las moderneces que nos unen. Y lo que ha unido la modernidad, que no lo separe la MTV. Bueno, a lo que íbamos. ¿Qué necesidad tiene la gente de mostrar sus trapos? Uno: tienen muchos trapitos bonitos y molones y nos tienen que pasar por delante de los morros que ellas van siempre estupendas y nosotras no. Dos: hacen publicidad encubierta. Se ponen la ropa, les hacen las fotos, la cuelgan, la vemos, nos encaprichamos de ella, la buscamos en la tienda que toque. Ellas se quitan la ropa, se ponen la suya -igual de horrenda que la nuestra o más- y se van a trabajar. Tres y definitivo: Dime que me quieres, que te gusto, que soy la más guapa y la más bien vestida y todo lo demás. Dime todo eso, tú, gran desconocido, que nadie lo hace en mi día a día.
S: Veo que he abierto la caja de los truenos... Esperaba ser yo la más heavy con el tema pero...  hemos tocado la fibra sensible de Cannelle y además nos hemos pasado de los ego blogs a Alaska y Mario. Si es que estos posts son como la vida misma.
Creo que es necesario otro post para las bloggers de moda y las It Girls (me encantan los nombres que nos inventamos para todo) y otro específico para Alaska y Mario... ¿tu qué dices, Cannelle?
C: Yo todo lo que sea darle al palique, encantada ;)

22 mar. 2012

Las fiestas pueden ser o no ser modernas

Cannelle: Bueno, esto ya está inaugurado.
Sésame: !Y tenemos twitter y todas esas moderneces! (@sesametcannelle)
Cannelle: Ya puestas, nos lanzamos a la piscina de cabeza. ¿O mejor en bomba?
Sésame: (...) Empecemos con el blog, como buenas modernas, o hipsters o gafapastas o como quieras llamarnos.
C: Así que tendremos que hablar de cupcakes, banderines, y esas cosas, ¿no?
S: ¿Pero no habíamos dicho que queríamos ser modernas de esas que dicen que no son modernas?
C: Claro, claro. Como buenas modernas, tenemos que negar que lo somos.
S: Es demasiado pronto para hablar de pie cakes y pop cakes. Ahora se está en la fase cupcakes, baker twine, pajitas de rayas y washi tape.

C: Y de bigotes en los photocalls.
S: ¿Pero no íbamos a hablar de la fiesta del otro día?
C: Si, si, la fiesta de las magdalenas (que no eran cupcakes, sinó magdalenas rosas y ya está), de las nubes en botes de cristal reciclados DIY, banderines de colores meticulosamente elegidos, y demás. 
S: Pues esa misma... Que aquí la señorita Cannelle no suelta prenda, pero fue una fiesta en su honor. ¡Viva la señora doctora!



C: Ya ha tenido que decirlo... ¡Bueno, bueno, a lo que íbamos! Donde esté un buen jamón, que se quiten las moderneces. Y sino díselo a mi suegro, que dice que si no hay jamón en la boda, no va. 
S: ¡Cuánta razón suegril! Ah y por cierto, te has olvidado de comentar que había croquetas de las buenas también. 
C: Ooh, qué buenas que estaban las croquetas de bacalao... mmmmm
S: Eso, eso, a reivindicar las croquetas tipo madre. ¡A ver si las ponemos de moda!
C: Tanto frosting, tanta magdalena... eso es sinónimo de niños obesos. Y qué quieres que te diga, yo no me quiero sentir responsable de eso. Porque vivan las paradojas, luego nos ponemos todos a dieta cuando llega el verano. ¿Eso es ser moderno? Pues yo casi que me paso a la pos-modernidad.
S: Eso sí que te ha quedado de moderna... En cualquier caso, una fiesta es una fiesta y siguiendo la sabiduría inmensa de las canciones horteras, "it's my party and I'll cry if I want to" o lo que es lo mismo, pondré la comida y la decoración que me dé la real gana, sea o no sea moderna, que una fiesta es para pasarlo bien. He dicho.
C: ¡Y vivan las fiestas!